Curiosidades de India: la vaca sagrada

La vaca es uno de los iconos más famosos de India. Rara es la postal, o documental en que no aparezca al menos de fondo. Es habitual verlas recostadas en la carretera o en la calle mientras son esquivadas por un atasco de vehículos, caminando sobre la acera junto al resto de peatones, entre los puestos de un mercado o graciosamente esperando un semáforo. ¡Incluso están protegidas por la ley!

 

Vagan a sus anchas pese a tener, frecuentemente, dueño. Una paradoja para el ojo extranjero que no entiende cómo en un país donde la pobreza es tan evidente este animal tiene un trato preferencial.

 

Vaca-india

 

Es un error bastante extendido creer que la vaca es un animal sagrado, cuando la realidad es que es simplemente respetado. Pero, ¿por qué ocurre esto? ¿Qué tiene este rumiante de especial? No hay una explicación clara y concluyente, sino varias ideas que, como suele ser habitual en un país tan complejo, se entrecruzan.

 

Quizá la más sencilla de entender sea que la vaca resulta mucho más útil y económicamente rentable viva que muerta, pues además de servir como fuerza motor en los campos de un país eminentemente agrícola, provee de los cinco productos en que se basaba la antigua economía india: leche, mantequilla, yogur, orina y estiércol. Si te lo estás preguntando, la respuesta es sí: en India se siguen usando a diario todos ellos, siendo los tres primeros consumidos como alimentos, la orina aplicada como desinfectante y el estiércol quemado como combustible. Por cierto, una forma habitual de mostrar respeto por el animal consiste en ingerir una cantidad simbólica de los cinco, así que no te asustes si en la puerta de algún templo alguien te ofrece una boñiga o polvo hecho a base de ésta.

 

vaca-sagrada-india

 

Pero India es India, y procurar entender el país y a su gente sin preguntar a su religión mayoritaria no suele dar buenos resultados. El hinduismo considera a la vaca el ser más elevado, y de hecho es la reencarnación previa a la de los humanos. Simboliza a la Madre Tierra y su abundancia, y por extensión, a la fertilidad. Casi todas las deidades más importantes guardan alguna relación con el animal, y su imagen, siempre en inmaculado blanco, es constante en muchos templos. Cuenta la leyenda que Surabhi, uno de los tantos nombres de la endiosada vaca, fue enviada a la Tierra por el mismo Krishna para alimentar con su néctar a los hijos de la India y establecer una conexión entre ambos mundos.

 

La libertad de las vacas les hace a veces entrar en tiendas, comerse la comida de los puestecillos o armar divertidos caos circulatorios. No es falta de respeto ahuyentarlas dándoles, con la palma de la mano o una vara, un golpe en el hocico. Y en la aparente pequeña trampa aparecen de nuevo los textos sagrados, apelando a que incluso la venerada vaca mintió testificando a favor de Vishnu y en detrimento de Shiva, y por ello puede ser castigada con el golpecito.

 

Así, mitología y pragmatismo se unen una vez más dejando satisfechos a hindúes, políticos, gente de a pie e investigadores varios. La vaca no es sagrada, sino muy útil (y, por ello, respetada) por lo que la pregunta que todo el mundo se hace, “¿Por qué no son usadas como alimento?”, tiene una explicación muy sencilla: ¡sacrificarlas equivaldría a matar a la gallina de los huevos de oro!

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

6 COMMENTS

  • Muy buen post,

    Soy uno de los que pensaba que eran realmente sagradas y por me extrañaba que a veces recibieran tantos palos. Respecto a otros dioses hinduistas un día, no se por qué, llegue a la conclusión y expuse una teoría que demostraba que Hanuman, el dios mono, era paisano mío y provenía de Bilbao http://unbilletedeida.blogspot.com/2010/03/algunos-dioses-hindues-hanuman.html

    • Antonio Aguilar dice:

      Oscar, nos hemos partido leyendo tu teoría del Hanuman vasco. No hay Veda ni otro libro sagrado que demuestre lo contrario, así que Patxi, la próxima vez que pasemos por Bilbao tendremos que erigir un templito al mono junto al Guggenheim y empezar a hacer justicia! 😉

      ¡Un abrazo!

  • Fulgencio Barrado dice:

    Conocía lo del origen utilitarista de la protección de la vaca, pero también creía que se la consideraba sagrada. Me asalta una pregunta: ¿no está protegida legalmente?

    • Antonio Aguilar dice:

      ¡Hola Fulgencio!

      Sí, la ley protege a las vacas. Viene así en la propia constitución.

      El que la vaca sea considerada sagrada es un “error” bastante extendido. Cualquiera que vea la devoción con que se les admira y cómo vagan a sus anchas por todo el país es lo primero que piensa. De hecho, no te extrañes si le preguntas a cualquier hindú y te dice que lo es.

      ¡Gracias por tu comentario! 🙂

  • Que interesante! Parece que hay muchas explicaciones al respeto. Mis amigos de la India (de Tamil Nadu) me dijeron que consideraban a la vaca como una “segunda madre”, porque toman leche de vaca cuando son pequeños. Por eso la respetan y no la comen 🙂

    • Antonio Aguilar dice:

      ¡Hola Laia! ¡Gracias por tu comentario! 🙂

      Sí, parece que lo que te contaron tus amigos de Tamil Nadu es cierto. De los cinco productos que da la vaca (leche, manteca, yogur, orina y estiércol) la leche es la más importante. De hecho, el mismo Gandhi tiene varios textos defendiendo la importancia de ésta y muchos santones en India pasan su vida alimentándose en exclusiva a base de leche . Así, es normal que cualquier indio agradezca y venere tanto a las vacas por la leche que recibieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

En Instagram:

© Copyright - Panipuri Viajes 2016 - Licencia C.I.C: 39123